“I’m ConnectingChemistry”

Siempre he soñado con conectar elementos y conectar el mundo. Hoy, como Operations Manager de Brenntag en los Países Bajos, soy responsable de la eficiencia y la seguridad del flujo de trabajo de cuatro plantas.

Mi equipo y su seguridad son extremadamente importantes para mí. En el puerto de Róterdam, la puerta de Europa al mundo, Brenntag opera un importante eje de distribución de disolventes desde el que distribuimos grandes volúmenes a los clientes grandes, pero también conectamos a los clientes pequeños con el mundo.

Nuestra tarea es garantizar que el producto deseado se distribuye con seguridad al cliente adecuado en los plazos acordados; sea cual sea el volumen y el emplazamiento del cliente. Y esto es lo que trato de lograr cada día.

ENTREVISTA SOBRE LA CARRERA DE AAFKE EN BRENNTAG

“Solo podemos garantizar una buena seguridad trabajando juntos”.

Cuando hay que gestionar un equipo de directores de planta, directores de transporte y directores QHSE en cuatro centros diferentes, la comunicación es esencial. Afortunadamente, eso es algo que Aafke Dijksma, Operations Manager Netherlands, domina a la perfección. En esta entrevista, nos explica lo que más le fascina de la distribución química y por qué siempre está atenta a las fisuras en la seguridad.

Aafke, usted entró en Brenntag inmediatamente después de su graduación. ¿Cómo fue?

Estaba buscando un proyecto de fin de carrera y Brenntag me ofreció la oportunidad de empezar a implementar y a certificar el sistema de gestión de acuerdo a los estándares ISO 9001, 18001 y 14001. Fue una ocasión excepcional para conocer todos los procesos y a los colegas en este corto periodo de tiempo. Normalmente un proceso así dura un año, pero yo lo concluí en seis meses. En ese momento me di cuenta de que estaba en el sitio adecuado. Mis superiores por su parte debieron de pensar lo mismo porque inmediatamente después de mi graduación me ofrecieron un trabajo.

¿Cómo evolucionó su carrera desde ese momento?

Empecé como Assistant Quality HSE Manager en Brenntag Países Bajos en 2000. Un año más tarde me convertí en Environmental Manager. Me encargaba de todas las autorizaciones en las plantas, de las inspecciones de las autoridades y de los programas medioambientales que teníamos. Durante la fase de ingeniería y desarrollo en la nueva planta de Róterdam, decidí que quería desempeñar un papel más operativo y Brenntag me brindó la oportunidad de hacer exactamente eso: en 2007 acepté el puesto de Junior Operations Manager de Brenntag Países Bajos. Al mismo tiempo, el anterior Operations Manager estaba a punto de jubilarse, y el plan era que yo le sucediese. Él tenía unos 30 años de experiencia en diferentes funciones dentro de Brenntag y tuve la gran suerte de poder aprender mucho de él. Cuando en 2012 se retiró, yo ocupé su puesto.

17 años es un tiempo muy largo. ¿Cómo mantiene su fascinación por Brenntag y por la distribución química?

Se puede constatar nuestra presencia en casi todas partes y a diario. Por ejemplo, cuando lee la lista de ingredientes de sus productos alimenticios, de higiene o de belleza, o de sus medicinas, siempre encontrará algún químico.

Seguro que durante su carrera ha dirigido proyectos que le han supuesto un desafío, ¿no es cierto?

Desde luego. Por ejemplo, yo formé parte del equipo de desarrollo de las nuevas instalaciones en Róterdam. En aquel tiempo, no solo teníamos que gestionar la mudanza de la antigua a la nueva planta, sino que también tuvimos que implementar SAP e integrar una empresa adquirida. Esto supuso muchísimo trabajo para todos los implicados, pero lo gestionamos bien. En momentos como ese hay que mantener la calma, concentrarse en la solución y reunir a un equipo de gran experiencia. De otro modo no puede funcionar.

Hoy día la planta de Róterdam es su centro principal de trabajo. ¿Qué sucede allí?

Muchas cosas. Las instalaciones están situadas directamente en el puerto de Róterdam, el más grande de Europa. Recibimos cada año unas 120.000 toneladas de mercancía por barco. Se trata de envíos de Estados Unidos y de otros países, pero también de centros de producción vecinos en Róterdam. Además recibimos y enviamos sustancias químicas en camiones. Recibimos alrededor de 35.000 toneladas a granel en camiones y unas 25.000 toneladas adicionales en mercancía envasada.

Nuestros camiones suministran a plantas de Brenntag en Alemania, Bélgica, Francia, Suiza y muchos otros países europeos. Al mismo tiempo exportamos una gran cantidad a escala global. Todo esto convierte a Róterdam en un eje de distribución de gran importancia para el resto de Europa. Pero es mucho más que eso. La función principal de estas instalaciones es el reenvasado en formatos más pequeños, mezcla, y llenado de una amplia gama dedisolventes a granel. Lo que más sorprende a muchos visitantes es que seamos capaces de procesar 180.000 toneladas de productos al año en una superficie de solo 27.000 metros cuadrados.

En la actualidad usted es Operations Manager para los Países Bajos. ¿Qué es exactamente lo que hace?

Tengo 150 empleados a mi cargo y mi tarea principal es cuidar de los procesos de la cadena de suministro en los Países Bajos. Esto incluye la producción en nuestros centros de Róterdam, Zwijndrecht, Moerdijk y Ámsterdam, pero también la distribución, la logística de importación y exportación, la calidad, la seguridad, la salud y el medio ambiente. Esto implica en concreto el trasvase de un volumen de producción anual de 500.000 toneladas para los Países Bajos.

Suena a desafío. ¿Qué le atrae de ello?

Disfruto con el desarrollo y la implementación de procesos eficientes en la cadena de suministro, como el proceso de llenado automático que simplifica y optimiza nuestra red de distribución. Trato de mejorar la eficiencia y la seguridad continuamente. Tenemos muchos visitantes en la planta de Róterdam. La mayoría quedan muy impresionados de que seamos capaces de procesar 180.000 toneladas de productos al año en una superficie de solo 27.000 metros cuadrados. Me gusta organizar visitas a la planta, mostrarles y explicarles lo que hacemos en Brenntag.

Me encanta trabajar y comunicarme con todo el mundo aquí en Brenntag. Por ejemplo, intercambiando experiencias e ideas con jefes de planta, encargados de turno y operarios. Por eso mi puerta está siempre abierta y escucho atentamente sus pensamientos. Como la mayoría de losdirectivos, tengo reuniones de forma regular no solo en Róterdam, sino también en Zwijndrecht, Moerdijk y Ámsterdam. Esto supone que viajo mucho de una planta a otra. El objetivo no es solo aclarar cuestiones operativas sino también otros aspectos importantes, como la seguridad, la calidad y los recursos humanos.

Hablando de seguridad: ¿Qué significa para usted la seguridad?

Para mí “Safety First” es el más importante de nuestros seis valores principales. Cada colega que sale de casa por la mañana para ir a trabajar tiene que regresar a casa sano y salvo al final de la jornada laboral. Esto no es solo responsabilidad de los jefes de planta, los supervisores y los encargados de turno; es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros en Brenntag. Solo trabajando juntos podemos garantizar los más elevados estándares de seguridad.

¿Qué tiene que ver exactamente un Operations Manager con la seguridad?

Como Operations Manager tienes que asegurarte de que las normas son implementadas correctamente. El primer paso es garantizar que todo el mundo entiende estas normas de forma adecuada. Tenemos reuniones periódicas en las que tratamos nuevos procedimientos de seguridad, informes de casi accidentes e informes de accidentes. Si llega a producirse un accidente, interrogamos a todas las personas implicadas o llevamos a cabo una investigación.
La implicación de la Dirección es muy importante.

Por eso yo organizo de forma periódica rondas de seguridad. En teoría tengo que hacer esto dos veces al año en cada planta, a veces con protección total para inspeccionar de cerca el estado de las zonas de peligro. En la práctica estoy regularmente en cada planta y busco continuamente fisuras en la seguridad. Después de cierto tiempo aprendes a localizarlas enseguida. La mayoría de accidentes y casi accidentes están causados por errores humanos, como distracciones, atajos o rutina.

Un cierto nivel de rutina contribuye a realizar el trabajo con mayor rapidez, pero aumenta al mismo tiempo el riesgo de descuidar los aspectos de seguridad. Si se quiere aumentar la seguridad, hay que cambiar la conciencia de seguridad y el comportamiento. Recientemente logramos un hito en Róterdam al superar cinco años sin registrar accidentes con baja.

¿Cómo puede garantizar que todas las instalaciones que están a su cargo estén al nivel más alto en seguridad y en otras áreas de operación?

Siempre estamos buscando soluciones innovadoras que aumenten la seguridad y, al mismo tiempo, reduzcan el trabajo para nosotros, nuestros clientes y nuestros proveedores. Un ejemplo son nuestras líneas de llenado altamente automatizadas, que nos permiten introducir ácidos, sosa y disolventes en contenedores de distintos tamaños: de cinco litros a 25 toneladas. Esto no es solo extremadamente eficiente, sino que hace más seguro el trabajo de nuestros empleados porque reduce el tiempo de exposición a los productos. Al fin y al cabo esto es lo más importante.

Hoja de datos de AAFKE DIJKSMA

CIUDAD NATAL:

Nació en Vlaardingen y se crió en Heenvliet, un pequeño pueblo cerca de las instalaciones de Brenntag en Róterdam.

EDAD: 39

FORMACIÓN:

Estudió ingeniería química en HTS Rotterdam.

CARRERA EN BRENNTAG:

Aafke entró en la distribuidora química Chemproha ChemiePartner BV para realizar su proyecto de fin de carrera poco antes de que la empresa fuera adquirida por Brenntag. Después la contrataron directamente y empezó en el año 2000 como Assistant QHSE Manager. Solo un año más tarde se había convertido en Environmental Manager de Brenntag Países Bajos. En 2008 asumió un papel más operativo como Junior Operations Manager, trabajando con el anterior Operations Manager, que fue para ella un tutor de gran experiencia. Cuando este se retiró en 2012, Aafke ocupó su puesto convirtiéndose en Operations Manager de Brenntag Países Bajos.

INFANCIA:

Ya de niña, a Aafke siempre le interesó la química. Acudió a casi todas las jornadas de puertas abiertas que organizaban las empresas químicas en el puerto de Róterdam, cerca del lugar en el que secrió. Hoy es madre de dos hijas. ¿Le gustaría que sus hijas siguieran sus pasos? En absoluto. Ellas tienen que seguir sus propios sueños, afirma.

TIEMPO LIBRE:

Lejos de su trabajo diario de oficina, Aafke se convierte en un as del deporte. Le encanta jugar al tenis con sus hijas, practicar cardio boxing e ir a correr de forma habitual. A veces se ve a esta antigua entusiasta de la gimnasia caminando con las manos por el salón. Además le gusta dar largos paseos por la playa con su marido e ir a cenar con su familia y sus amigos.

FAMOSOS DEL PASADO O DEL PRESENTE CON LOS QUE IR A CENAR:

Del presente: la reina Máxima de los Países Bajos.

¿CAFÉ O TÉ?

El café es una parte esencial de la rutina diaria de Aafke.